lunes, 7 de mayo de 2012


Recuerdos de otros besos me llenan de tristeza las mañanas, la racional claridad me trae remedos de sombras y ciclos sin resolver. Pienso en caminar hacia atrás, en remendar los entuertos y poner fin a mis errores…. O en detener mi mente y volar entre las mieles de mis días venideros, entre las bellas condiciones de estas fechas y los espasmos delicados de este nuevo comienzo…. Pero simplemente, sé que para siempre, he perdido un pedazo de alma. 

jueves, 12 de abril de 2012


Hace 20 años para enterarme del mundo me tocaba ir a una biblioteca pública en Tunja bellamente acondicionada en un claustro del siglo XVI, que a pesar de su magnificencia, ofrecía en sus gabinetes tomos publicados hace 5, 10, 20 o 50 años atrás... era bonito, ese era mi facebook, esos eran mis chats y también mis recovecos mentales porque era el refugio perfecto para un adolescente anacrónico, vago, desubicado e introvertido ... pero bah! sin mayores aires de intelectualidad....lo que siempre sentí fue envidia por no poder viajar, escuchar cd´s en vez de andar grabando música de una emisora en un cassette o de tener cable en vez de andar relamiendo los canales nacionales de televisión (que aunque en ese entonces no eran tan malos como ahora... eran la única e irremediable opción).

Esos tiempos de romanticismo pueril, vida campestre y estructuración fueron buenos porque todo se tocaba, todo se repasaba, todo se atesoraba y todo se recordaba porque vivía en una casa a muchos kilómetros de la ciudad, que en donde si algo se te olvidaba te jodías porque no había forma de comunicarse con nadie ya que hasta los 90´s tuvimos teléfono fijo... y aunque en muchos sentidos era un privilegiado (toca siempre agradecer)... también como a todos los que me rodeaban, vivía en un mundo de limitaciones, de brechas de pensamiento, de desigualdad por la falta de acceso a una información actual y de imaginarios decimonónicos que se acentuaban con la vida de provincia (muchos de los que todavía intento huir). Y si la vida era más bonita y más personal, no quiero retroceder en el tiempo, no quiero enajenarme de la actualidad, no quiero dejar de escuchar o ver las cosas que me gustan para no ser tachado de delincuente, cuando en este país a los que de verdad roban, asesinan o pisotean los derechos humanos les dan beneficios, no les exigen que devuelvan lo que se llevan y además les dan casas por cárcel.

Y bueno, si la policía informática que va a vigilar los derechos de autor es la misma que me ha protegido cuando la delincuencia me ha hecho daño, me reservo todas las opiniones al respecto.

viernes, 15 de julio de 2011

        

He sido tanto, que pertenezco a la dimensión de las parodias...
Un brillo de mañanas nebulosas
la forma de un suspiro
el cuero de los años infructuosos
la danza de las moscas 
la sexta posibilidad de mis sentidos
el niño amado, el niño perdido
el joven silencioso y marginado
el rebelde adolescente condensado
la larga fila de promesas sin  carne
mis muelas del juicio
las bestias que habitan los armarios de los lugares donde respiro
el polvo, las alergias, los vecinos
las marcas de la lluvia sobre el piso
la fuente del remedo, la del vicio
el humo del tabaco, el humo del incendio de los pinos
mis ojos del espejo, los ojos de mi amante
las múltiples muertes de mi cuerpo
el solsticio de mi inicio.


jueves, 19 de mayo de 2011

Remedo

Necesito esa perfecta cara
La diligente sombra de su enojo
El serio malestar de sus días de encierro
Sus voces de niño...

Pertenezco a su colección a pesar de mi fuga porque en garantía me corté un trocito de alma..
La mutilación no tiene cura y los sacrificios son verdaderamente imbéciles.

domingo, 15 de mayo de 2011

hoy

mis ojos sin tela, desnudos de cualquier sueño...
intactos mis suspiros matutinos,
lejano de cualquier dolor de espíritu, cercano a mi cuerpo remendado..

hierba mala retoña, y mucho más si tiene varios clavos que la sostengan..
Tengo un pescadito dorado en el fondo mi alma, ojalá nunca se ahogue.

domingo, 27 de marzo de 2011

Confesiones rituales



Me muerdo los cueros de los labios.
Me quito los pelitos de las orejas.
Hablo solo y me contesto.
Me levanto con el pie derecho todas las mañanas y por las noches debo entrar a la cama con el mismo.
No puedo tomarme el café con azúcar.
No suelo caminar descalzo.
Nunca me riman las estrofas.
Siempre que me lavo los dientes estoy viviendo una iluminación mística.
Cuando miro fijamente a los ojos de las personas, pienso que estoy entrando en sus mentes por lo que tengo que bajar la mirada…..
Creo en la telepatía.
Creo en la casualidad.
Creo que siempre tendré "una historia llena de ventajas". 

miércoles, 8 de septiembre de 2010

MITAD


beso el jardín de nuestro nombre y
pongo en tu pecho un puente sin fractales,
para que nunca más nos asalten  los hechizos de las seis…

Me escribo en los ojos con tinta de orquídea,
para que no existan  más  promesas sin abrazos
y los secretos de los pájaros...
sean definitivamente nuestros.